Lesión cerebral traumática (TBI)

Lesión cerebral traumática (TBI)

Una de las lesiones más comunes entre los soldados de las guerras en Iraq y Afganistán son las lesiones cerebrales traumáticas (TBI, por sus siglas en inglés). La razón para esto es el frecuente uso de dispositivos explosivos improvisados y las explosiones resultantes. Sin embargo, tenga en cuenta que hay muchos casos de TBI que no son producto de dispositivos improvisados en Iraq o Afganistán. Otras razones para sufrir TBI incluyen accidentes en vehículos de motor durante su servicio militar o una caída en el ejército que ocasionó que el veterano se golpeara su cabeza. También puede ser ocasionada por una agresión personal u otro tipo de trauma donde la cabeza recibe un golpe.

Las consecuencias de las lesiones cerebrales traumáticas son extensas y pueden afectar muchas áreas en la vida del veterano. TBI por lo general produce otros problemas más allá de problemas físicos, como problemas cognitivos (i.e del pensamiento) y problemas del comportamiento. De acuerdo con un estudio de la RAND, cerca del 19 por ciento de los soldados encuestados reportaron una posible lesión cerebral severa durante su servicio militar. Las lesiones cerebrales traumáticas son difíciles de identificar y por lo general no se diferencian mucho de los trastornos de estrés post-traumático o depresión. De hecho, decenas de miles de soldados sufren de PTSD y depresión además de TBI.

Si usted ha sufrido de TBI y su reclamación de beneficios por discapacidad al VA fue denegada, llame a nuestras oficinas hoy al (888) 878-9350 para una consulta gratis para aprender más sobre cómo podemos ayudar.

Cambios en los criterios de calificación para TBI

El criterio de calificación anterior para evaluar los casos de TBI no era suficiente para atender la amplia gama de problemas que los veteranos enfrentaban por lo que el VA revisó los criterios de calificación en enero de 2008. Este cambio entró en vigor el 23 de octubre de 2008.

Bajo el sistema de calificación anterior a cualquier síntoma subjetivo no se le podía otorgar una calificación mayor del 10%. Un síntoma subjetivo es aquel donde la severidad de la condición se basa en lo que reporte el veterano. La severidad de los dolores de cabeza, mareos o la habilidad para concentrarse, entre otros se consideran síntomas subjetivos. Bajo el nuevo sistema de calificación del VA, los síntomas son evaluados en 3 categorías descritas abajo y la calificación de discapacidad está basada en el nivel total combinado de las discapacidades en todas las áreas.

Los síntomas de TBI en los veteranos

Hay tres áreas de disfunción que tienen que ser evaluadas a la hora de considerar a un veterano para los beneficios por discapacidad por TBI.

Síntomas cognitivos

Los síntomas de deterioro cognitivo incluyen disminución de la memoria, problemas de concentración, atención y el funcionamiento ejecutivo de su cerebro. El funcionamiento ejecutivo se refiere a la fijación de objetivos, procesamiento de información, planificación, organización, priorización, resolución de problemas, juicio, toma de decisiones y flexibilidad mental.

Síntomas emocionales y de comportamiento

Los síntomas emocionales de TBI incluyen PTSD, depresión, ansiedad y otras discapacidades mentales. Los síntomas de comportamiento incluyen irritabilidad, agresión, abstinencia y pobre control de los impulsos. Adicional a eso, los problemas cognitivos, emocionales y de comportamiento pueden conducir a problemas sociales que incluyen comportamiento inmaduro, sobre dependencia, hablar en exceso, comportamiento sexual inapropiado y sobregasto.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos más comunes de una lesión cerebral incluyen pérdida de visión, pérdida de audición y zumbidos, constantes dolores de cabeza, convulsiones, disfunciones motoras o sensoriales y en ocasiones dolores en el rostro u otras partes del cuerpo. Algunos veteranos también han reportado pérdida del olfato o paladar y pueden ser incapaces de comunicarse como lo hacían antes. También existen disfunciones endocrinas y problemas de la vejiga o intestino y otras disfunciones de los nervios autónomos.

Diagnosticar TBI en un veterano es complicado

Aunque el nuevo sistema de calificación del VA es más inclusivo ante la complejidad de TBI, no necesariamente hace más fácil el proceso de diagnosticar esta condición. Una lesión cerebral traumática es una discapacidad bastante complicada de diagnosticar por varias razones.

  1. Los síntomas de TBI solapan con los de otras discapacidades. Como fue explicado anteriormente, un veterano con TBI también puede sufrir de depresión y PTSD.
  2. Cada caso de TBI es único. El número y tipo de funciones cerebrales afectadas pueden variar grandemente de persona a persona. Además, algunas funciones se pueden ver más afectadas que otras. Para complicar aún más el caso, los síntomas fluctúan en severidad de un día a otro.
  3. Los síntomas cambian con el tiempo. Los síntomas que un veterano siente justo después del TBI pueden ser muy distintos a los síntomas que experimentan en los meses subsiguientes.
  4. El VA utiliza muchos códigos de diagnóstico. Los síntomas cognitivos del TBI se evalúan utilizando un conjunto de códigos de diagnóstico. Los síntomas físicos se evalúan bajo otro grupo de códigos. Y los síntomas del comportamiento se evalúan utilizando al menos 2 conjuntos de códigos distintos.

Cómo el VA maneja las reclamaciones de TBI

El VA maneja las reclamaciones de TBI de la siguiente manera: primero, el VA asigna una evaluación para cada condición diagnosticada, luego el VA toma las condiciones que no se pueden diagnosticar y evaluar por separado y las clasifica en uno de diez factores enumerados en la tabla del VA.

Los evaluadores del VA entonces asignan una escala a los distintos componentes de la discapacidad cognitiva. Esta escala va del 0 al 4. Los evaluadores del VA determinan cuáles síntomas se tienen que clasificar bajo cada componente y le asignan un número. Luego que cada síntoma haya sido clasificado y se le haya asignado un valor, el VA toma el número más grande asignado a cualquiera de los componentes. Entonces, el número más grande que haya sido asignado a cada uno de los componentes es el porcentaje de evaluación determinado. En la práctica, el VA debe asignar una calificación de 100 por ciento únicamente si se determina que el componente es totalmente incapacitante.

¿Por qué necesita a un abogado?

Como puede ver, las lesiones cerebrales traumáticas son una discapacidad bastante compleja y hay mucho espacio para la interpretación. Un abogado de beneficios para el veterano le puede ayudar a relacionarse con buenos expertos en la materia y ayudarle a formular el caso más fuerte posible.

En nuestra experiencia, lo más problemático a la hora de tratar con casos de TBI son las discapacidades cognitivas. Como resultado de eso, los veteranos con TBI tienen mayor dificultad de navegar a través del sistema de discapacidades del VA. Un abogado de beneficios para el veterano con experiencia le puede ayudar a hacer sentido del sistema del VA, entender sus informes y cómo mejor lidiar con ellos.

Al fin y al cabo, si usted ha sufrido de una lesión cerebral traumática durante su servicio, usted sin duda experimenta un amplio margen de dificultades y puede que necesite asistencia con su reclamación. La ley que rodea el desembolso de dinero para ayudar con estas lesiones relacionadas al servicio militar y la calificación correcta de estas puede ser muy compleja. Le recomendamos que contrate a un abogado de veteranos con discapacidades si usted intenta apelar la denegación de una reclamación de TBI o se encuentra apelando la calificación otorgada por el VA durante el proceso para obtener sus beneficios de veterano.

¿Cómo Gang y Asociados pueden ayudarme?

Si trabajamos juntos, le prometemos que nunca pasaremos su reclamación a una secretaria o asistente como muchas otras firmas hacen. Ya no es el momento de jugar ese tipo de juego. Trabajaremos juntos para construir el caso más fuerte posible, para que cuando nos enfrentemos a los abogados del gobierno estemos listos para destruir toda evidencia y objeción que ellos levanten. ¡Puede estar seguro de eso!

Mi compromiso libre de riesgos, sin costos, sin preguntas y devolución de su expediente.

Nos comprometemos a que si no está conforme con nuestros servicios dentro de los primeros 30 días, nosotros le entregaremos su expediente – libre de costo – que contiene todo el trabajo que hayamos hecho hasta entonces – para que así pueda contratar a otro abogado o firma legal. Es así de simple.

(Lea todo nuestro compromiso con los veteranos con discapacidad aquí.)

Llame a nuestras oficinas libre de costo al (888) 878-9350 porque ya no tendrá que hacer el trabajo “solo”.